Estudio señala que las personas que dejan de usar Facebook son más felices