Estados Unidos tachó de “atroz intimidación” la irrupción de la policía chavista a la casa de Juan Guaidó