España, el país más afectado por la reducción de la clase media europea