Encontraron muerto a Zombie Boy, el modelo tatuado amigo de Lady Gaga

Encontraron muerto a Zombie Boy, el modelo tatuado amigo de Lady Gaga

463

El modelo y artista canadiense conocido por sus tatuajes que le cubrían de la cabeza a los pies dándole el aspecto de un cadáver, fue encontrado muerto a los 32 años de edad. El verdadero nombre de Zombie Boy era Rick Genes.

La cadena pública Canadian Broadcasting Corporation (CBC), cita a fuentes policiales que “clasifican su muerte como un suicidio“. Lady Gaga, quien filmó junto a él el clip “Born This Way” (2011) que lo lanzó a la fama, dijo que está “devastada” por su muerte.

“El suicidio del amigo Rick Genest, Zombie Boy, es más que devastador. Debemos hacer más para cambiar la cultura, poner en primer plano la salud mental y suprimir la estigmatización que hace que no se pueda hablar de eso”.

La agencia de Zombie Boy, Dulcedo Management, lo describió como “un ícono de la escena artística y del mundo de la moda”. “Toda la familia de Dulcedo está conmocionada y de duelo por esta tragedia”, señaló la agencia en su página de Facebook.

Zombie Boy, quien mendigaba para pagar sus tatuajes, se había hecho un nombre en el mundo de la moda y el espectáculo al incursionar en esos medios de la mano del diseñador francés Thierry Mugler y de la multifacética Lady Gaga.

El tumor cerebral que lo transformó en un esqueleto

Pero su decisión de tener el 90 por ciento de su cuerpo tatuado para parecerse a un “esqueleto viviente” fue provocado por la tragedia, cuando una crisis de salud que puso en peligro la vida envió a la estrella canadiense a una crisis mental.

Los tatuajes de Zombie Boy, una alegoría de un cadáver en descomposición.
Los tatuajes de Zombie Boy, una alegoría de un cadáver en descomposición.

Cuando tenía 15 años, Rick fue diagnosticado con un tumor cerebral. Pasó seis meses esperando la cirugía, y en ese momento se sumergió duros pensamientos sobre la vida y la muerte y su diagnóstico lo hizo reevaluar de la forma en que quería vivir.

“Me dijeron que podía morir o quedar desfigurado, supongo que esto me llevó a obsesionarme con lo mórbido y macabro. Como sucedió, la operación para extirpar el tumor se realizó sin problemas pero, desde entonces, he sabido que la vida era demasiado corta para no cumplir mis sueños de tatuajes y modificaciones corporales “.

Después de la cirugía, decidió comenzar a vivir un “estilo de vida anarquista“, por lo que se escapó de su casa y comenzó a dormir en la calle, viajar haciendo dedo, entrar al punk rock y al circo.

Comenzó a tatuarse hasta completar el 90% de su cuerpo, transformó su cara en un esqueleto y tenía un cerebro zombie tatuado en su cráneo.

“Mis tatuajes son sobre el cuerpo humano como un cadáver en descomposición, el arte de un cadáver podrido. También es un tributo a las películas de terror, que me encantan”, dijo Rick a la revista Bizarre en 2006.

En 2011 ganó dos Guinness World Records por la mayoría de los insectos tatuados en un cuerpo (176) y la mayoría de los huesos tatuados en un cuerpo (139).

Dejar una respuesta