En un nuevo ataque a la libertad de prensa, la justicia chavista ordenó a un medio pagar una millonaria indemnización a Diosdado Cabello