En 2019 bajaron un 30% las víctimas fatales en siniestros viales