El salame de Tandil batió un nuevo récord mundial y superó la altura del Obelisco