El rescate del pequeño Julen supone “una situación extrema” por la complejidad del caso