El régimen de Maduro requisó el material a dos fotógrafos, hirió a dos reporteros y detuvo a otro