El próximo reto de Yalitza Aparicio: diálogos en un contexto ajeno a su entorno