El Pepo y su confesión más dolorosa: “Tuve una recaída”

El Pepo y su confesión más dolorosa: “Tuve una recaída”

El Pepo estaba muy contento por la presentación de su película “La última oportunidad”, donde cuenta cómo se recuperó de sus adicciones y de su paso por la cárcel. El film, que intenta demostrar que se puede salir adelante después de tocar fondo, muestra a un artista auténtico que hasta se animó a recrear sus peores épocas para que la gente se de cuenta de todo lo que vivió.

A horas del estreno, su mujer, Josefina Cuneo, sorprendió con un fuerte mensaje en las redes sociales. Aseguró que su marido no era ningún hombre rehabilitado y que el entorno no lo ayudaba en nada.

El mensaje que "La Pepa" puso en su Instagram.
El mensaje que “La Pepa” puso en su Instagram.

El músico guardó silencio para contar su verdad en Pasión de Sábado, el ciclo de música tropical que produce su amigo Pablo Serantoni. “Lo que publicó Josefina fue un mensaje de amor desesperado ante un par de situaciones donde cometí varios errores. Me confié, dejé un montón de puertas abiertas a cosas que no tendría que haber dejado. Lo que yo tanto recalco siempre es que había aprendido a decir ‘no, gracias’, pero varias veces no lo dije”.

“Hubo un problema de recaída de una persona adicta que transita la rehabilitación toda la vida. Gracias a lo que publicó mi mujer tomé el camino correcto. Yo siempre doy la cara y le pongo el pecho a la situación. Soy un guerrero y no me rindo. Quiero que mi voz sea la de muchos pibes que no se animan a decir que tuvieron una recaída”, agregó.

Y concluyó: “Lo que nunca haría es abandonar la lucha. La comencé hace cinco años y quizá por algo pasan las cosas. Hay gente que no me puso un límite. Yo sé quiénes me hacen bien y quiénes no. Mi mujer no me hace mal, mi familia tampoco. Los hermanos Serantoni tampoco. Mis músicos tampoco. Los que sí lo hacen son los que aparecen y no pude ponerles un freno. Cuando leí lo que había escrito Josefina fui de inmediato a casa a pedirle perdón. Ella sabe cuando le miento, cuando le digo que estoy bien y no lo estoy”.