El incómodo momento que pasó un referente de la izquierda británica al intentar defender la dictadura de Nicolás Maduro