El hotel del incendio tiene un pasado vinculado a la explotación sexual