El gobierno federal anunció que aumentó a 85 el número de muertos por explosión en Hidalgo