El Girona dio vuelta el partido y supera a un Real Madrid que cede terreno en la liga