El futbolista acusado de terrorismo rechazó su extradición y el continúa el conflicto por su liberación