El ex secretario de Cristina era un asesor estrella de Daniel Muñoz y “guardaba” su dinero