El drama que vive Naomi Osaka por ser la número 1 del tenis mundial