El CoPE cerró otro año de intenso trabajo