El Consulado General de EEUU en Jerusalén desaparecerá y sus servicio serán trasladados a la nueva Embajada