Desde Brasil advierten cómo las elecciones y la “Argentina emergente” podrían impactar en el mercado local