Cuanto más se complica el brexit, mejor luce la Unión Europea