Cortocircuito con Coudet, cántico hiriente y el lujo que sufrió de Casco: la dura tarde de Ricardo Centurión