Bullrich y Santilli valoraron el trabajo conjunto para detener al médico del Garrahan