Alphabet mejora ingresos y ganancias, pero aumenta sus gastos