Alcohol y peleas en bares: el camino de Kit Harington que lo llevó a internarse para rehabilitarse