Alberto Fernández y Cristina Kirchner buscan poner a sus propios referentes en las candidaturas de Provincia y Capital