A partir del 1º de julio, la actividad física al aire libre en la Ciudad volverá a estar restringida