​​Un estudio revela “trampas” para resaltar los efectos negativos del uso de la tecnología en adolescentes